14.11.12

Obstrucción a la civilización I.

No son ni las ocho y media de la mañana, pero ya está en pie. Supone que aunque haga días que no se ve obligado a madrugar para acudir a comisaría es incapaz de descansar sabiendo todo lo que está ocurriendo. Y más hoy. No ha encendido las luces aunque afuera esté nublado y no entre ni un ápice de luz. Se mueve entre las sombras de un salón vacío y silencioso. Deambula meditando y dándole vueltas a todo, también a su cabeza. Finalmente coge las llaves y se marcha.

Deja abandonados en la mesa del comedor un par de papeles. Uno de ellos es una carta. Tiene como remitente alguna administración pública... Es una citación. Una citación jurídica. Él, el defensor de la ley, una citación jurídica. Deja abandonado también un folleto. Catorce de noviembre, huelga general. Manifestación. ¿Es allí a dónde se dirige? ¿A la manifestación? Él prefiere verlo de otro modo. Se dirige a luchar por lo que un día tuvo y quiere recuperar... ¿O quizá nunca lo tuvo? Últimamente se siente muy engañado. Digámoslo de otro modo: se dirige a luchar por sus derechos, por los suyos y por los del resto de la gente.

Se reúne con un hombre en la esquina de la calle. Va totalmente tapado, apenas puede verle los ojos. Le saluda con una sonrisa triste, no va a ser un día fácil.

"¿Cuál es el plan entonces?", pregunta el recién llegado. 

El otro saca un pasamontañas del bolsillo. Le respondió con una mirada cargada de desagrado.

"Oye... Sólo quiero que me prometas una cosa. No te meterás en líos. No merece la pena", le dice el que ni siquiera puede dormir. El ya encapuchado pone una de sus manos sobre su hombro.
"Tranquilo, sé lo que hago."
"No, no sabes lo que haces", le respondió enfurecido.
"¿Y me lo dice el policía que tiene una denuncia por obstrucción a la justicia?"

Se quedó mudo. No supo qué responder. Tenía razón. Él, el policía, el defensor de la ley... Pero antes la ley era diferente. Él no se hizo policía para ingresar en el cuerpo de antidisturbios y acabar dando de palos a chavales de dieciocho años que sólo quieren tener voz y voto en su futuro. No, él no quería ser policía si eso significaba ejercer la obstrucción a la civilización.

"Por eso mismo debes tener cuidado. No quiero que acabes como yo."
"Oye, tío... Yo no soy madero. Tomaré precauciones, no voy a saquear ningún comercio ni nada si eso te deja más tranquilo."
"Y entonces, ¿para qué vas tan preparado?"

Ahora enmudeció el otro. Tampoco lo sabía muy bien. No sabía siquiera qué era lo que debía hacer. Si salía a la calle a gritar un lema pegadizo con meras pancartas no iba a servir de nada. Al menos, ya no. Era demasiado tarde, no les escuchaban. Las protestas pacíficas eran demasiado inútiles, pero era cierto que él jamás querría causar ningún daño a nadie. Sabe que hay comercios que no se pueden permitir cerrar un día, que hay familias que no pueden permitirse perder el sueldo de un día... ¿Y qué más podía hacer?

¿Qué más podían hacer ellos? Un ex policía con una citación por rebelarse contra sus compañeros. Un chaval que soñaba con estudiar filosofía y ni siquiera encuentra trabajo como albañil. Hace días que una carta al gobierno no es suficiente. No podían hacer nada, sólo sentarse a ver cómo esa situación de obstrucción a la civilización se extendía poco a poco.


________________________________

Sí, sé que es una entrada un poco... ¿pesimista? Quizá está demasiado radicalizada, o quizá no es el modo en el que debería verse la situación actual. Pero la escritura es así de caprichosa, sale así. Esta entrada es otro granito de arena más que aporto como protesta. Hay unos cuantos granitos de arena más en la pestaña de "Palabra como arma", en la que se recogen diversas entradas con temática de crítica social, como ésta.

Quería dejar claro que esta entrada va a tener una especie de segunda parte. Simplemente porque el personaje principal tiene mucho juego. Espero publicarla pronto.

Por otro lado, os recuerdo que ayer publiqué los tres finalistas del concurso que tenía como temática, precisamente, la crítica social. Aunque esperaba que se tocaran más temas políticos, he de decir que los textos presentados tenían mucho nivel. Podéis votar por uno de los tres finalistas en la pestaña Votaciones o pinchar aquí (recuerdo que hay otro ganador y un accésit que no se incluyen y no serán publicados hasta terminadas las votaciones).

PD: Escribiendo A La Nada (de The World Is Ours) ha organizado otro concurso en su blog. Os invito a presentaros, pinchad aquí para leer las bases.

14 comentarios:

  1. Tenía tiempo de no pasarme por acá, y esta entrada me encantó :)
    Sos muy buena escribiendo Yaiza.
    Muchos besos♥

    ResponderEliminar
  2. Por dios Yaiza, me ha encantado. Que conste que debería de estar estudiando biología eh y aquí estoy jajajaja El texto me ha encantado, sobre todo porque tienes toda la razón, no es pesimista, es realista, más bien. Yo, por ejemplo, tengo profesores que hoy han ido a trabajar porque no pueden permitirse que les descuenten más dinero del sueldo y ya están hartos de que les descuenten dinero de las huelgas para que no sirva de nada. Porque llevamos muchísimas huelgas y protestas y ojalá siga así, pero las cosas aún no han cambiado y la gente cada vez está más harta así es que ya veremos como termina todo.
    No debemos de dejar de protestar, por supuesto, aunque sirva de poco, estoy casi segura que un día de estos empezarán a tomarnos enserio.
    ¡Muchísimos besos Yaiza!

    ResponderEliminar
  3. realmente gritar no les devolverá el trabajo, ni dar palos se lo mantendra a los otros... pero si queremos cambiar el mundo, tendremos ante todo que hacernos notar... aunque quizás ese no sea el modo

    Saludos de la chica de los chicles, que espera algun día cambiar el mundo con su forma bohemia de ver las cosas(:
    http://lachica-deloschicles.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  4. Jo, Yaiza, no tengo nada que decir, y como dicen en otro comentario, no es un texto pesimista, es realista. Porque ¿cómo vamos a ser optimistas en estos momentos? Optimistas eran aquellos que se creyeron lo que dijeron los políticos y de verdad pensaban que iban a hacer algo útil, ¿y ahora qué? Se deben de haber dado cuenta ya de que fueron demasiado optimistas, que les vendieron la moto, y ahora aquí estamos. Nada más que decir. ¿Que qué me parece su comportamiento? Bueno, creo que en algún momento lo he dejado claro, ¿no? jajaja.
    Por otro lado, decirte que eres tonta, jope, me dices que te mate por haberte saltado una entrada cuando yo me salté tres tuyas así de golpe jajaja pero bueno, yo te aviso cuando publique, no vaya a ser que me vuelvas a decir que te mate, ¿eh?
    Y bueno, respecto a las votaciones, no sé qué texto votar, me sabría mal elegir el mío pero no voy a decir más, así que ahí lo dejo... Ahora mismo voto :)
    ¡Ah! Otra cosa, en el diálogo, hay un momento en que repites ''en líos''. Creo que es una errata, ¿no?
    Pues ya está todo, un beeeso muy grande ^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Obviamente, sí. Era una errata. jajaja Gracias por decírmelo, lo corrijo ya mismo :3

      Eliminar
  5. Antes que un texto pesimista, Yaiza, es un texto realista, es la situación que estamos viviendo en estos momentos. Una situación de huelgas y luchas contra los errores que han cometido los que están en el poder, unos errores que por desgracia, nos toca pagar a nosotros.

    ResponderEliminar
  6. Yaiza, esta entrada "es el modo en el que debería verse la situación actual".
    Y por un motivo personal, la situación de ambos personajes, por motivos diferentes, son tan próximos a mí que me han llenado la columna vertebral de escalfríos.
    Es todo tan asquerosamente real, que a mí me da miedo.
    No tengo nada que decir cuando entre tu texto y los comentarios de arriba se dice todo; sabes que me encanta como escribes, y que siempre me dejas sin palabras.
    Me voy a pasar a votar por uno de los textos finalistas antes de que se me olvide. Un beso! <3

    ResponderEliminar
  7. La verdad es que nos teníamos bastante abandonados,espero que me perdones.Estoy con los estudios hasta las cejas,y en fin,a penas saco tiempo,pero siempre hay algo para leer tus textos jiji.Muchas gracias por acordarte y pasarte,ahora vuelve a hacerlo,Jaja,es broma,¡Cuidate! :)

    ResponderEliminar
  8. Para mi no es pesimista, es realista, algo que es como la realidad no puede ser pesimista, aunque no sea algo feliz, denuncias la realidad tal cual es... Me encanto, enserio que tus entradas de criticas sociales son perfectas.. Y tanta razón lo de "obstrucción a la civilización"...
    Un beso enoremee y me encanto la entrada!

    ResponderEliminar
  9. No es pesimista, es real. Me encantan estas entradas tuyas, sinceramente, espero que lleguen lejos, porque lo haces todo tal real, tan crítico, y tan bueno, que espero que se den a conocer, deberías :)
    Escalofríos me da esto, pero de los buenos.
    Adoro como escribes desde hace mucho, creo que ya lo sabes.
    Besos! :)

    ResponderEliminar
  10. Bueno, ya era hora de que me pasara ya por aqui no? jaja chica el tiempo, que vuela y vuela y vamos... jaja Me acabo de despertar de una siesta, y he dicho mejor me pongo antes de empezar directamente con las cosas leer un ratito algo, y mira por donde, eres como un periodico. Que quieres que te diga, que no te haya podido decir antes, de maravilla, tan perfecto como siempre, tu piensas que es un poco pesimista, yo mas bien creo que es realista, el mundo esta como esta ahora... Y la verdad me parece fenomeno que les hayas abierto un apartado para saber donde se encuentran, y mucho mas me alegro que uses de titulo ''palabras como arma'' hasta en eso das en el clavo, mi mas enhorabuena una vez mas, increible. Y nada, lo tipico y mas feliz que me hace de tu parte, segunda entrada *-*, espero que llegue pronto, me encantan tus segundas entradas... Sigue así, quieras o no, aquí te apoyamos todos ;)
    (K)

    ResponderEliminar
  11. Vaya... ¿por donde comienzo? Supongo que por decirte que una vez más, sublime. Has conseguido meter en unas cuantas líneas muchas situaciones, la del policía, la del joven antisistema (no véase este término como algo negativo, si no como el de algo que va en contra del sistema opresor actual) e indirectamente también el de algunos comerciantes. Sé que no todos los antidisturbios son iguales, y por eso me ha gustado el punto de vista y como los has metido en la historia, aunque tristemente, los antidisturbios de hoy en día son como son y se les coge en las brigadas por tener un alto nivel de propensión a la violencia, además de que muchos de ellos van de coca hasta el culo cuando salen de esos camiones, como leones hambrientos.

    En cuanto al antisistema encapuchado y a la idea de que una huelga / manifestación pacífica no va a conseguir nada... estoy de acuerdo, y me gusta que alguien haya tenido los ovarios de decirlo en un blog que nada tiene que ver con ideologías (haciendo referencia a blogs que pueden tener cierto contenido violento por la razón que sea y hacia quien sea, que en eso no me meto). Yo una opino lo mismo. Los políticos están ya acostumbrados a manifestaciones y huelgas que tan solo duran un día, así no les hacemos ningún daño (moral, al bolsillo, etc...). Yo lo siento mucho, y puede ser que también parezca muy radical, pero si hay que quemar contenedores, se hace. Si hay que hacer pintadas, se hacen. Y si hay que hacer barricadas... pues se hacen. Porque esto está llegando hasta limites insospechados y por lo visto la gente sigue sin despertarse y sin actuar, o los que están despiertos se creen que con cuatro canciones, una bandera y unas manos alzadas se va a conseguir algo y no es así. Sí, hay que acudir a las manifestaciones y hay que hacer huelgas, pero también hay que hacer otras cosas. Darles donde más les duele: en el bolsillo.

    Una vez más, siento no haber podido participar en el concurso, pero en serio que en las últimas semanas he estado sin parar. Ni siquiera he actualizado mi blog y creo que debería ir haciéndolo, que está muy abandonado el pobre.

    Me ha gustado que me avisaras de esta entrada, ya que la mayoría de las veces no me entero de cuando publicas y es una pena perderme entradas u_u'

    Un gran abrazo, bonita!

    ResponderEliminar
  12. He entrado de casualidad por aquí, y vaya. Tu entrada me ha sorprendido. Me ha sorprendido por varias cosas. No suelo encontrar textos así en blogger. Es decir, tan serios, abordando temas tan graves, de forma tan directa y realista. Exponiendo los problemas sociales, no solo de paises puntuales, si no de todo el mundo. De gente que tiene que salir a gritar y a pelear por sus derechos, cuando no tendría que existir esa necesidad.
    La verdad, me ha encantado. Esta entrada me deja un gusto de satisfacción, pero de cruda realidad a la vez, en la boca. Te animo a seguir continuando con este tipo de entradas. Excelencia total.
    Demás está decirte que te sigo y me dejaré caer por aquí tan seguido como pueda.
    Nos seguiremos leyendo, un abrazo.

    ResponderEliminar