5.10.12

In this world, all is because of the money.

Sonó el despertador, pero en realidad no estaba despierto. No todavía. Apareció su madre en la puerta de su habitación y le reclamó que apagara aquel "cacharro". Fue entonces cuando abrió los ojos. Se levantó con el mismo ánimo de todos los días: ninguno. Ir a clase se le hacía una rutina mucho más que pesada desde hacía ya un tiempo. No le veía el sentido, ¿para qué esforzarse en algo que no conseguirás?

Estaba harto. Su madre le despidió en la puerta con su mochila bien ajustada a la espalda para evitar dolores, pero cuando bajó el primer piso no dudó ni un minuto en regularla para dejarla algo más baja, algo que no llamara la atención entre todos sus compañeros. Ahora ya no quería llamar la atención, ni siquiera lo intentaba. Escuchaba en clase y obedecía a los profesores, ellos le seguían teniendo como el chico listo de la clase aunque hacía ya bastante que sus notas no subían del 7'5. Lo peor era que todos sabían qué era lo que había pasado.

No era el primer chico que perdía la motivación en una situación cómo aquella. Y por desgracia, tampoco sería el último. No podían hacer nada, las falsas esperanzas no eran morales para un equipo docente que lamentaban el malgasto de una mente como la de aquel joven que soñaba con llegar lejos, con tener un despacho bonito y bien arreglado en cuya pared colgaran todo tipo de diplomas. Él siempre decía que quería aprender muchos idiomas para poder ser embajador de una empresa de investigación médica y cosas por el estilo. Acostumbraba a cambiar de metas, pero siempre iban a más. Y aún así, nadie dudaba de que pudiera cumplir sus sueños.

Sin embargo, ahora las cosas eran muy diferentes. Llegó a clase y un par de compañeros, esos que siempre llegan temprano, le saludaron con tono somnoliento. Él devolvió el saludo y simplemente se sentó en su sitio, esperando tachar un día más en la cuenta atrás hacia el fracaso. Ése era su destino porque él no podría jamás tener esos títulos que colgar. Las cosas se complicaban cada vez más, ¿cómo iba a conseguir siquiera una entrevista para cualquiera de las empresas para las que pensaba trabajar?

La clase se fue llenando hasta que llegó la hora. El profesor entró y le dedicó una sonrisa esperanzadora. Quizá todavía tenía oportunidades, pero a él no le gustaba aquello. Aquel mundo, aquella sociedad en la que se estaba convirtiendo esa en la que vivía. En la que sólo los ricos pueden estudiar. En la que sólo los ricos tienen ocasión de ser ricos.

Sacó su libro de filosofía sin demasiadas ganas, y de entre las hojas se deslizó un folleto de la universidad a la que aspiraba. Aquel folleto era antiguo, lo llevaba porque pensaba que le ayudaría a seguir adelante. Pero sus sueños ya se habían hecho añicos, como los pedazos en los que rompió el folleto allí mismo ante la confusa mirada de su compañero de mesa. Metió los trozos en su mochila y miró al frente, atendiendo a la lección y meditando cómo ahorrar dinero en la próxima compra: ya tienen la nevera tan vacía como la cuenta del banco.


______________________________


Ya habéis visto que el tema de hoy ha sido extremadamente diferente a lo normal, ¿verdad? El caso es que un poco de contenido social y de actualidad tampoco creo que esté fuera de lugar. La verdad, me parece una situación crítica y espero que entendáis lo que quiero denunciar con este texto.
Las cosas no están fáciles en España, y aunque hay cosas peores ya no sólo en España, sino problemas mucho mayores a escala mundial, hoy quería hacer un poco de lucha social denunciando la privatización de la educación. Como supongo que sabréis, las tasas de las universidades han subido y no hay dinero (con lo cual, menos becas).

Quería aclarar un poco lo que venía a decir, pero la verdad es que creo que está bastante claro. Mientras hay gente que soñaba con un futuro por el que luchaba y lo pierde por no tener dinero suficiente para pagarse la educación, continuará habiendo gente que, mereciéndoselo bastante menos, podrá seguir estudiando en las mejores universidades. Y simplemente por tener más dinero que otros. ¿No os parece una injusticia?

Yo no quiero vivir en un mundo gobernado por el dinero. Pero no tengo otra, ¿no?

En cuanto a las imágenes, sólo quería nombrar que la última es un grafitti del famoso Banksy (¿lo conocéis, verdad?) que me pareció que venía al pelo en esta entrada. La verdad es que él está bastante comprometido también con la lucha social. Yo espero publicar algún texto más de este tipo, tan social y actual.

Por cierto, como sé que este texto no es a lo que estáis acostumbrados, intentaré publicar pronto.


9 comentarios:

  1. Sí, diferente a lo normal, pero no deja de ser fantástico. Estoy totalmente de acuerdo contigo, hay lugares en peor condición que España, pero, como dices, no está fácil. Y es que ahora los que conseguirán un trabajo serán los enchufados, mientras que el resto tendrán que dejar todo. O bien porque no pueden pagar los estudios o bien porque lo dejan aquí en España y emigran a otros lugares. Y al igual que han privatizado la educación, han privatizado la sanidad. E igual que se han cargado eso, se han cargado mil cosas más, ya ni siquiera podemos estar en la calle y manifestarnos libremente, y luego el presidente agradece a aquellos que no se manifiestan contra tan absurdo partido. En fin, no creo que deba seguir porque hay muchas cosas que criticar.
    Pues eso, increíble. Un beso!

    ResponderEliminar
  2. ¡Gracias por pasarte! :)
    De los anillos tan solo sé que son fantásticos, encontré las fotos en Internet, no sé nada más de ellos jajajaja.
    Mira, de esta entrada, solo te digo que tan solo ver las imágenes ya me has transmitido mucho, vale, te tengo que ser sincera, no tengo mucho tiempo y ahora mismo no puedo leérmela, ¡pero me verás por aquí pronto! ;)
    Gracias de nuevo por pasarte ^^

    ResponderEliminar
  3. ¿Y quién es capaz de ignorar a esa gente? Todas esas puñeteras vidas destrozadas; todas esas ilusiones más maltratadas que cualquier víctima de asesinato. ¿Quién es capaz? Sí, los políticos. Pero, ¿que persona decente, es capaz?
    Lo siento, pero con estos temas soy muy extricta, tal vez por haberlo tenido que vivir muy de cerca o tal vez por que en un futuro no muy lejano yo misma me vea involucrada...
    El texto es tan maravilloso como siempre, escribes genial, y redactas casi tan maravillosamente bien como la perfección. Y digo casi, por que pienso que la perfección es infinita. Tú, a veecs, vas más lejos del infinito con tus palabras.
    Gracias por tu comentario y por lo que dices en él. Será un placer leer ese libro. Y me alegra saber que hay quien es capaz de valorar el hecho de seguir dos escenas paralelas, aunque a decir verdad, no me resulta complicado. (Eso ha sonado algo egocéntrico :S )
    Un saludo Yaiza. <3

    ResponderEliminar
  4. unas fotos geniales!

    pásate por mi blog que tengo nuevo outfit
    http://sweet-perdition.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  5. Me deprimes mujer. Pero no en mal sentido sino que yo misma me atemorizo.
    Me horroriza pensar que no podré llegar a cumplir mis sueños y ya no es cuestión de si quieres o no, sino de la sociedad y el mundo.
    Como tu nombras; si no hay dinero no hay becas y si no hay becas ¿Dónde está tu universidad? En ningún lado, y como no, para conseguir un futuro digno de tus sueños hay que machacarte pero en ocasiones tales cosas no funcionan si tienes un par de políticos inútiles sin hacer nada.
    Preciosa entrada.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  6. Yaiza, me ha gustado especialmente esta entrada, la situacion actual es muy dura, y a veces cuesta mucho creer que tenemos un futuro, pero hay que seguir luchando, por cierto, me ha encantado la ultima foto, es espectacular! Miles de besos!

    ResponderEliminar
  7. Holiis !
    Acabo de descubrir tu blog y me super encanto !! ¿Nos seguimos & nos leemos? Por cierto, muy lindas palabras :)
    Besiitos desde mis blogs:
    elblogdebeatriz2011.blogspot.com
    princesa-sin-corona-y-sin-castillo.blogspot.com
    Espero verte por allí ;D

    ResponderEliminar
  8. Dios, dios dios, y mil dioses más! Estas clases de críticas tendrían que salir por el periódico! así, con garra, con sentimiento, y con un ejemplo tan normal. Se han pasado. Que la gente no pueda estudiar por una simple tasa subida, es vergonzoso. Y que tú, sabiendo lo que ha crecido eso, lo que esta jodiendo a miles de personas, construyas un texto como este, que a demás de ser estupendo refleja tu rabia interior respecto al tema, es sin duda, fantástico. Una y mil veces más, fantástico. Ole, yaiza.

    ResponderEliminar
  9. Pues a mi esta entrada me ha encantado. ¿Qué mejor manera de hacer crítica social de forma narrativa? Va siendo hora de que abramos los ojos y seamos conscientes de lo que está pasando a nuestro alrededor y con este tipo de entradas se puede llegar a más gente, algo que nunca viene mal.
    Soy una de esas universitarias que las está pasando mal para poder seguir estudiando. Estoy en segundo de carrera y cumplo los requisitos para pedir la beca pero mi media es de un 6.1 y aunque llegue a la que se necesita para solicitarla... no me fío de que me la vayan a dar. Porque si hay muchas más personas que superan mi media, se la darán a ellos porque el dinero a conceder en becas no es infinito para todas las personas que cumplan los requisitos. Sin beca, no hay estudios. Y todo por la mierda de recortes que este Gobierno -el cual yo no he votado- está haciendo. "Reformas que nos ayudarán salir de la crisis." Y una mierda. Recortes para privatizar dos ámbitos -educación y sanidad- que les dará una pasta a aquellos empresarios que inviertan en ellos. Esa es la realidad.

    No me enrollo más porque podría estar así muchísimo tiempo más y tampoco quiero plasmar todo mi descontento y mi cabreo en tu blog. Solo decirte que ha sido una entrada genial y que me ha encantado (:

    Un saludo!

    ResponderEliminar