27.9.12

Escala cromática II.


Sentado en un viejo y pequeño taburete de madera que encontró en un contenedor. Con la espalda encorvada, nunca fue capaz de corregir sus malas costumbres. "Soy artista", respondía, "no puedes cambiarme". Él era artista, no había duda, pero nunca estuvo convencido de que aquello fuera bueno. Al menos, no hasta que apareció ella.

Contemplaba aquel estudio sin amueblar, incluso sin pintar. Las paredes tenían agujeros y había manchas de suelas de zapatos junto a los zócalos. Todo muy irónico para un pintor que se conformaba con dormir sobre un viejo colchón sobre el suelo. Una vida austera. Es muy complicado vivir de lo que uno pinta, para qué negarlo. Hoy día, o tienes suerte o ni siquiera el talento te salva de pasar hambre. No importa cuánto lo intentase. Las decenas de lienzos que se acumulaban en los rincones, camuflando libros viejos y pantalones entre pinceles y cartas cromáticas. Se preguntaba todos los días si merecía la pena vivir así, sin nada, sólo por pintar.

Y entonces la miró, totalmente dormida entre unas sábanas viejas y manchadas de acuarelas verdes como sus ojos. Sonríe al contemplar la recortada silueta desnuda en el contraluz de la ventana. Su perfecta silueta, de curvas como precipicios en los que se lanzaría en caída libre dispuesto a aterrizar en un sueño hecho realidad.

La verdad es que ya no se preguntaba si valía la pena vivir así sólo por pintar. Cada vez que la veía sabía que sí. Seguía sonriendo cuando ella se despertó. Quién sabe, quizá sus ojos eran demasiado inquietos y hubiesen perturbado su sueño. Ella abrió los ojos y sonrió. Le sonrió él con sus ojos verdes y sus rasgos perfectos. Esos rasgos que se sabía de memoria.

Vaya que si se los sabía. Estaba rodeado de decenas de lienzos en los que sus ojos eran el tema principal. Llevaba pintando sus faciones desde aquel primer día en el que ella pasó por la calle en la que él acostumbra a pintar. Lo recuerda perfectamente. Pasó junto a él con prisas, parecía que iba a trabajar y llegaría tarde. Aún así, no pudo evitar volver su rostro hacia su lienzo. Se quedó de pronto absorta en un paisaje gris y lluvioso. Era algo fácil de pintar para él, era lo que vivían día sí y día no en aquella latitud. Ella ni siquiera reparó en él, pero él en ella sí, que se camuflaba entre dos o tres rostros más de curiosos que también se detuvieron a ver cómo su pincel dejaba su rastro azul en el horizonte, prediciendo la calma tras la tormenta.

Sólo observaban, meros mirones. Nunca compraban. Y mientras él seguía viviendo en una habitación alquilada y durmiendo entre disolventes y tubos de óleo, lo único que deseaba día tras día es que aquella interesante mujer de ojos verdes doblara la esquina y pasara junto a él para detenerse, tal y como hizo todos los días desde entonces, casi diez minutos dedicados tan sólo a observar.

A él le eran suficientes aquellos diez minutos para pasar las noches en vela trazando las ondas de su cabello en el fondo del azul turquesa que ella le inspiraba. Difuminaba verdes en sus ojos y perfilaba sus labios en tonos jugosos. Cuántas noches sin dormir en compañía de su recuerdo... Cuánto deseaba él que ella alguna vez supiera.

Y ahora, ahora todo se había hecho realidad. La contemplaba todavía somnolienta con los primeros rayos del amanecer. Él tan sólo había dormido un par de horas. Después le bastaba la pobre luz de la farola más cercana para perfilar en su obra maestra las finas líneas azules que dibujaban el cuerpo de la perfección. Y las sombras también azules erigían una vez más uno de esos cuadros en los que ella aparecía. Esos cuadros que cosechaba hace ya tanto. Esos cuadros que aquel día, el día que decidió que ella debía de saber, hablaron por él.


__________________________________________

Siento MUCHO que se haya hecho tan larga, en serio. Lo siento mucho. Podría haberlo dividido en tres partes porque esta es como el doble que la anterior, lo sé, pero quería que se diferenciaran bien los dos puntos de vista (aunque en esta segunda parte no haya utilizado la primera persona).

ESPERO VUESTROS COMENTARIOS :)

Os invito a COMPARTIR y a pasaros por la pestaña "Contacto y Suscripciones" para encontrarme en twitter, tumblr, etc.

Ah, y podéis ayudarme también votando en mi página de Amateurs Hostel: Imagina y Desea en Amateurs Hotel

PD: Novedades en Creative Corner.

9 comentarios:

  1. Buah que decir ante tan maravillosa y delicada confección de palabras. Simplemente escribes cada día mejor chica! xDDD Es impresionante, que progresos. Se puede ver como empiezas a dominar la expresión, pues cada día haces sentir más al lector. Frase que me haya conmovido? Muchas, pero me quedo con la de ''Su perfecta silueta, de curvas como precipicios en los que se lanzaría en caída libre dispuesto a aterrizar en un sueño hecho realidad.'' Esa me encanta.
    Por otro lado que tal llevas tu inicio en segundo?
    Sé que segundo es mil veces más difícil que primero, y yo desde aquí, te apoyo en lo que haga falta. Sé que la selectividad está a la vuelta de la esquina. También sé, que después de dos años duros, viene la calma. Así que mucha suerte en tu segundo y efectivamente yo empiezo primero. Que sí, que no será tanto, lo sé. Pero curso nuevo, gente nueva, lugar diferente, otra forma de hacer las cosas, más nivel, y sobretodo, voluntario. Empiezas a estudiar porque quieres y no porque te obligan, aunque según mi punto de vista, te obligan igualmente indirectamente. Pero no me pondré aquí a redactarte toda mi crítica, y creo que mejor dejo de extenderme. Espero que te vaya muy muy bien, y nada que ya te comento en la siguiente como siempre ;)
    (K)

    ResponderEliminar
  2. ¡Cuanto tiempo sin pasarme por aquí! Esto no es bueno... Me he perdido demasiadas entradas, te prometo que en cuanto acabe con esta entrada leeré las que no leí.
    Esta entrada es brillante, genial, magica... Me he leído la enterior y junta sson preciosas. Los pintores callejeros tienen algo que atraen, sin duda. Y que la chica se haya fijado en él no me extraña ni lo más mínimo. Juntos hacen buena pareja.

    Espero que el inicio de las clases te vaya genial y que sigas por aquí.
    *besos rellenos de felicidad*

    ResponderEliminar
  3. ¡Qué preciosidad, Yaiza! Uf, en serio, no puedo. No sé lo que decir, esta historia, me ha conmovido. Simplemente porque la vida dle pintor, que puede parecer tan triste por una parte, cuando la encuentra a ella parece del todo perfecta, lo que más ama hacer y a quién más ama, lo tiene todo. Esta historia me ha transportado totalmente. Y si tuviera que quedarme con una frase, creo que sería esta: "De curvas como precipicios en los que se lanzaría en caída libre dispuesto a aterrizar en un sueño hecho realidad". Y las fotos, preciosas y totalmente acordes al texto. No sé cómo lo haces.

    Un beso enorme!<3

    ResponderEliminar
  4. Creo que has hecho bien al no dividirla, al menos, eso opino yo :) Me gusta mucho que escribas estas entradas más largas y de esta temática, porque no sé, creo que te ayuda a soltarte más y ampliar más tus horizontes a la hora de escribir! Muchos besos cielo ♥

    ResponderEliminar
  5. Genial, que manerera de unir tus dos actividades preferidas, si no me equivoco.
    Es cierto que no ha terminado como creía, pero quién soy yo para decir cómo pueden acabar tus textos. Es increíble, en la primera parte me hiciste creer una cosa y resultó ser otra, precioso. Un texto largo pero que engancha al lector.
    Buen trabajo, como siempre <3

    ResponderEliminar
  6. ¿Que qué esperaba que pasase? jajajaja no lo sé muy bien, la verdad, pero deja que te explique: al leer la primera parte, decías ''Dicen que los artistas no están bien vistos en la sociedad'' esto se extiende a lo largo del texto, si no me equivoco, por lo tanto, ''Aquella misma tarde volví a pasar por allí. Como todos los viernes, había sacado sus cuadros a la calle para intentar vender algo. Y entonces comprendí todo.'' Pues bien, lo que entendí fue algo como simplemente la frase que he copiado antes, como si el pintor, al pasar la chica, tuviese la esperanza de que fuera a comprar algo y de que alguien valorara su trabajo. Puesto que en el primer párrafo dice ''En la esquina de siempre, con su lienzo y sus pinceles.'' pensé que era algo así, simplemente que el texto trataba de lo infravalorados que están los artistas. O algo así, supongo. Lo que no llegaba a alcanzar era que fuera a terminar en una relación como en la que ha acabado, no sé jajajaja :)

    ResponderEliminar
  7. Lo siento, siento haber tardado tanto en comentar a pesar de haberla leído, y siento no tener nada que decir porque todo lo que tenía que decirte dicho quedó en nuestras discusiones de cumplidos de estos dos días, :)
    Así que solo decirte por segunda vez, que QUIERO A UNO DE ESOS EN MI VIDA, COÑE. Tus entradas siempre tan maravillosas jo. En serio. Todo está dicho ya, de verdad. Un beso, preciosa! <3

    ResponderEliminar
  8. He leido la primera parte y ahora la segunda, Yaiza, me encantas como escritora, planteate escribir algun libro o algo en serio!! Pues aqui estamos de nuevo otra vez jajaja :) Miles de besos
    xxx
    http://girlsjustwannahavefun14.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  9. Hola!
    Hacia tiempo que no me pasaba por aquí, la verdad... pero eso no quiere decir que me haya dejado de gustar, al contrario, creo que lo he cogido con más ganas :3
    Sigue siendo una pasada, te lo digo en serio.
    Por cierto, creo que todavía no tengo alzheimer (sí, creo :P) y no, no me he olvidado de ti... tu de mí, sí? ¬¬
    jajaja.
    Un beso, espero pasarme por aqui mas a menudo a partir de ahora♥
    PD: tengo un nuevo post (por si te interesa ^^)

    ResponderEliminar