13.7.13

Cinco puntas.

La niebla se hacía cada vez más densa a medida que el sol elevaba su posición, pero qué más daba, si era imposible vislumbrarlo entre las nubes que comprimidas las unas con las otras nos abrigaban dándonos cobijo en su playa favorita, aislándonos de ese mundo que se movía más allá del paseo marítimo, al cual ya habíamos perdido de vista, sin posibilidad alguna de distinguir más allá de esas rocas que no se encontraban a más de tres metros desde nuestra posición.

Así que ahí estábamos, aislados del mundo, resguardados por la ligera brisa marina cuyo celestial sonido, ola arriba, ola abajo, vengo y voy, nos hacía de la perfecta banda sonora. La marea traía y se llevaba cada vez un pedacito de cada uno de nosotros. Ahora se llevaba una lágrima, y después nos traía una sonrisa. Se llevaba los desperdicios de unos turistas, nos traía las maravillas de la naturaleza.

Él rebuscó entre las rocas, escarpadas, húmedas, llenas de algas aventureras que se arriesgan a nacer allá donde cualquiera las podría encontrar, sin más amparo que el de la esperanza, que el de las nubes o la niebla, incluso que el del sonido de la marea ir y venir contra el acantilado cercano que, quizá, y sólo quizá, pudiera ahuyentar a jóvenes criaturas que se acercaran a curiosear entre aquellas construcciones naturales, erosionadas por el tiempo y los recuerdos, en busca quizá de algo que les dijera lo que hubo allí tiempo atrás. Y qué hubo sino más que rocas, más rocas todavía, que algún día fueron sustraídas a la naturaleza, tan sólo con el objetivo de ganarle terreno al mar.

Él rebuscó, y encontró. Las algas pasaron desapercibidas, decenas de crustáceos que se refugiaban en los recovecos de las rocas permanecieron en tranquilidad. Pero entonces él sacudió la mano un poco y la elevó hasta la altura de mi mirada. Me la enseñaba, o quizá sólo quería verla mejor. Quizá que mi mirada se dirigiera hacia ese punto aleatorio de espacio en el que sus manos sostenían aquel hermoso ser de cinco puntas era una mera casualidad. Pero yo nunca creí en esas cosas.

Le quitó la arena con delicadeza, como si se fuera a romper; él o ella, quién sabe. En su rostro, sus labios se arqueaban. Las comisuras de sus elásticos labios dejaron escapar lo que quizá podría llamarse sonrisa. Una sonrisa tierna,  hasta nostálgica. Y un largo suspiro, en cuyo vaho matutino, conservado frente a su rostro por el frío, se distinguían los recuerdos de una infancia, siendo él una de esas criaturas que en su día curiosearon en las rocas y nunca encontraron lo que quisieron... Pero quién no queda satisfecho a pesar de no obtener lo que persigue, si cuando frente a él observa una de las muestras de belleza absoluta de la naturaleza.

Entonces me miró, seguía sonriendo. Y con una mano libre acarició mi mejilla. Sentí sus dedos aún húmedos de rebuscar en aquellas charcas que se formaban entre las rocas. Un escalofrío hizo que me estremeciera, encogiéndome sobre mí misma y agarrando su mano, acariciándola yo también, porque para mí él era esa maravilla de cinco puntas.



Hola, cieletes.
Quería avisaros de que recientemente he hecho un nuevo dibujo de Bruce Willis que podéis ver pinchando aquí.
De momento, no está subido a la página de "Creative Corner" porque estoy pensando en hacer algunos
cambios en esa página, pues el diseño del blog todavía anda en transformación.
Mientras tanto, no desistáis en vuestros comentarios.

9 comentarios:

  1. Me encanta tanto forma de narrar... Sin dejar detalles. Es increíble. Me fascina, y encima siempre añades esas fotografías tan acordes con el texto. A mi (una enamorada del mar) me encandilas.

    Publica más a menudo, anda... ¡Hazme feliz!
    (Adoro el dibujo).

    Besos♥.

    ResponderEliminar
  2. Creo que no pasa nada si te digo una vez más (y no sé cuántas irán después de esta) que adoro los finales que das a tus textos. 'Porque para mí él era esa maravilla de cinco puntas', qué mejor manera de concluir. Es que, no sé, es como un ¡zas!, y todo queda resumido ahí. No sé si me explico.
    ¿Sabes? Me has hecho recordar aquellos tiempos en los que con un cubo y unas gafas tenía la felicidad, buscando entre las rocas cangrejos que ''cuidar''.
    Y es que tú comienzas diciendo que es un día nublado y frío, pero me has transportado a un día de verano, pero es que tú misma has viajado al mismo lugar que yo: 'se distinguían los recuerdos de una infancia, siendo él una de esas criaturas que en su día curiosearon en las rocas y nunca encontraron lo que quisieron'.
    Si hay algo más que tengo que decirte sobre esta entrada es... ¿a que no lo adivinas? Fantástica. Eso es.
    Un beso enorme <3

    ResponderEliminar
  3. (He de decir que más de una vez he leído 'nalgas' en vez de 'algas').
    Masivo RT a Julia. Los finales. Tus finales. Que siempre nos sorprendes con lo bueno japuta' (con todo mi amor).
    No sabía que citar, si la historia, que me ha encantado, o la situación en la que nos has hecho meternos a todos tus lectores, así que cito las dos. Enhorabuena Yaiza.
    (Creo que ya dije todo lo que tenía que decir sobre tu dibujo).
    Sigue haciendo arte así,
    Lau.

    ResponderEliminar
  4. Ahá, sí, esto es perfecto, perfecto.
    Y escuchando un piano de fondo, más.
    Dios, dios. Es que tiene como un aspecto.. un tanto, mm, ¿Cómo expresarlo? Me imagino a dos personas tímidas, de esas que son observadas por todo el mundo, que tal vez, sean odiadas por sus rarezas pero que juntas se sienten bien (No sé muy bien porque me transmite eso, pero así es.)

    Y me encanta cuando ambientas tus textos cerca del mar, porque me trasladas a él por unos minutos y bueno, cuando me pregunten si me he ido de vacaciones este verano, diré orgullosa: "Sí, me escape por Imagina y Desea de Yaiza."

    Y bueno, ese final.
    "Porque para mí él era esa maravilla de cinco puntas." Más que increíble, con eso te lo digo todo.

    Sigue así, por favor.
    Te quiere así,
    Mir.

    ResponderEliminar
  5. PRIMERO Y ANTES QUE NADA DECIRTE QUE ESCRIBÍS BELLISIMO!
    DE TODO LO QUE ME QUEDA DE ESTE TEXTO HAY ALGO QUE RESCATO QUE LA NATURALEZA ES BELLEZA Y PERFECTA EN SUS ASPECTOS, Y METAFÓRICAMENTE QUE AVECES ENCONTRAMOS EN LA VIDA COSAS HERMOSAS Y LO IMPORTANTE ES SABERLAS APRECIAR, TE SIGO HACE TIEMPO, TE ESPERO EN MI BLOG! UN BESO!

    ResponderEliminar
  6. A ver... Dios, dios, dios, dios, dios, que me aclare... Vamos a tranquilizarnos hablando de otra cuestión, que tampoco es para tranquilizarse porque joder hay algo que no hagas bien? enserio, ese dibujo de bruce willis, junto con tantos que tienes, pero madre mia chica que bien dibujas!! Me encanta xDDDD y no es porque me guste el actor, que también, pero por ejemplo vi uno del cantante de coldplay y también me encantó muchísimo no, lo siguiente.
    Continuemos ahora un poco más relajados.
    Osea se, que demonios ha sido eso? por favor... puede haber algo más perfecto? Hace unas entradas me dejabas un poco como angustiado, porque no me lleno como sueles hacer, pero madre mia que demonios ha pasado aquí? dios no sé si son los adjetivos, lo bien escrito que está, o que se podría diferenciar entre mil textos que este es un Yaiza auténtico, no sé si es porque incluso podía notar el golpear de las olas, o es que me he metido yo demasiado en el texto. Creo que lo volveré a leer con su respectivo sonido de fondo del mar. No sé si darte las gracias por hacerme sentir tan bien, o darte la enhorabuena por estos fragmentos. En fin, supongo que ambas. Y bueno que decir, creo que me lo quedo entre los favoritos que tengo tuyos, pues aunque sea un fragmento me ha gustado tanto como una entrada triple. Creo que no me queda más para decir que que sigas escribiendo así de bien, porque en ese campo, para mi, tú eres la estrella de cinco puntas.
    Se te quiere y esas cosas
    (K)

    ResponderEliminar
  7. Me encanta, para variar, hacia tiempo que no me pasaba por tu blog y te lo debía. Como siempre esta todo cuidado al detalle pero siempre dando ese toque tuyo que hace que cada linea sea mejor que la anterior y que te empuje a leer la siguiente. Sigue así boba.

    Un beso
    R.

    ResponderEliminar
  8. YAIZAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA! Deja de escribir tan bien en seriooooo! Por cierto, qué tal la universidad? Al final a cual? Espero que vaya todo muy muy bien!
    <3

    ResponderEliminar
  9. Aw Yaiza, el final me ha hecho decir en voz alta: 'OHHHH'. Me encanta. Yo no sé de dónde sacas la inspiración para escribir como lo haces (déjame un poco *codazo*, *guiño*) pero sigue así.

    Marta.

    ResponderEliminar