27.10.12

A kiss on his back.

Un viento extraviado se coló en su habitación. Chocó contra su piel desnuda, la de su pie sobresaliendo de la cama, colgando bajo sábanas arrugadas y mantas cálidas que le envolvían en un sueño no tan profundo como para no percatarse. Abrió los ojos poco a poco, dejando que la luz hiciera las paces con sus retinas, y mientras se incorporaba apoyándose sobre sus codos y dejando que las sábanas resbalaran por su espalda, echó un vistazo a su alrededor.

Dejó escapar la mejor de sus sonrisas, lástima que ella no estuviera despierta para verla. La abandonó en la cama camino de la cocina, no quería despertarla. Se sentía como en casa aquel día, había empezado a formar parte de su mundo y no había nada que le hiciera más feliz. Abrió la nevera en busca de un cartón de leche y encontró una taza perfecta para rellenarla con un poco de café.

Salió a la terraza con sus pies descalzos. Esta vez no le molestó que el viento erizara cada cabello de su cuerpo. Era una mañana demasiado fría como para salir sin camiseta, pero no era una mañana cualquiera. Aquella mañana valía la pena. Un efímero y ondeante humo ascendía hasta sus fosas nasales mientras sus manos gozaban de la tibia temperatura de la taza. Bebió un sorbo observando como las calles todavía estaban vacías.

Pensó en si alguien podía ser más feliz que él en aquel momento. Se preguntó incluso si él podría ser más feliz que en aquel instante. Entonces, sus delicadas manos de finos dedos y manicura perfecta rodearon su cintura. Ella le abrazó y apoyó su rostro en la espalda desnuda de quien ahora se respondía que sí, todavía podía ser más feliz.

No la había escuchado llegar, y aquello hacía de aquel momento, el instante perfecto. Puso una de sus manos sobre las de ella, entrelazadas entre sí a la altura de su abdomen. Acarició su piel, ya no tenía tanto frío. Ella era como la calefacción que siempre le faltó. Se sintió agradado por el tacto del jersey de lana con el que ella había salido a recibirle aquella mañana, pero lo que realmente le hacía sentir único eran los besos que ella depositaba con delicadeza sobre su homoplato. Aquello era mucho más que un sueño hecho realidad.


__________________________________

QUIERO COMENTARIOS, que la anterior entrada sólo
ha recibido 5 y no me conformo con eso,
¿entendido?

Os recuerdo también el concurso. Todavía tenéis una semana para participar, y os aconsejo que os deis prisa, porque para la votación popular (que votaréis vosotros los textos) se publicarán en el mismo orden en el que lleguen será una ventaja estar al principio. Sobre todo porque supongo que mucha gente no se los leerá todos. También os recomiendo que empecéis con gancho para que no pasen a leer otro texto y se enganchen a ese. Eso te dará más oportunidades de ser votados.

En cuanto al tema, quería mencionar el texto que realizó Leo en su blog porque merece la pena ser leído. Él lo hizo para ejemplificar el concurso, así que se merece, por lo menos, que lo mencione. De todos modos, el resultado es asombroso. Os invito a pasaros por aquí, Nos tocó la china, para aclarar vuestras dudas respecto al tema.

Tengo que deciros que ya he recibido alguna que otra participación, así que no esperéis demasiado.
¡Suerte!
(Tenéis el enlace a las bases del concurso sobre las imágenes)

PD: Si os estáis preguntando si este año voy a hacer especial Halloween... Todavía estoy meditándolo.

11 comentarios:

  1. Como siempre, tus entradas me encantan

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias por tu comentario. Tu texto es súper bonito, de verás, me encanta y también las imagenes con la que lo acompañas *-*
    Escribes realmente bien y creo que si tengo tiempo e inspiración participaré en el concurso.
    Espero no volver a perderme ninguna de las novedades de tu blog.
    Un beso, te espero♥

    ResponderEliminar
  3. Perdoname por no haberme pasado, los examenes me tienen frita :( El texto anterior me ha encantado pero este especialmente, es precioso!!
    xxx

    ResponderEliminar
  4. Aprovecho que hemos hablado sobre este tipo de textos para decirte que es increíble, cómo no. Y no, no es como todos los demás que se encuentran por ahí típicos que son todos iguales. Consigues hacerme querer algo así jajaja. Has transmitido las sensaciones muy bien, bueno, al menos a mí me han llegado. Lo has descrito... ¿poco a poco? No sé cómo decirte, pero me encanta.
    Respecto a los comentarios, te repito otra vez que siento haber sido uno de esos que no han comentado, aunque ya sepas por qué no pude, es verdad que merecías más comentarios, pero bueno, ya estoy aquí para compensarlo dejandote mis tradicionales comentarios largos :)
    Y sobre el concurso, la verdad es que me quiero dar prisa, porque el puente lo tengo ocupado con exámenes, así que a ver si en un rato, y quien dice rato es que pretendo que sea hoy, pero no lo tengo muy claro, y ya de paso te contesto al correo. Tengo una idea más o menos pensada sobre el texto, pero ya iré viendo cómo me va quedando.
    Pues nada, espero no aburrirte jajaja. Un beso, guapa :)

    ResponderEliminar
  5. ¡PARTICIPO! Recibirás mi texto próximamente.
    JODER, ¿QUE DECIR DE ESTA ENTRADA?
    Que soy un témpano de hielo, que hace tiempo que abandoné el amor en lo más profundo de mi armario, junto a un jersey similar al que lleva la chica de tu entrada. Allí, sólo y pudriéndose de frío. Pero tú, con esta entrada has hecho que resbale una gotita de agua de ese témpano, y aunque sea una gotita, te juro que muchas sonrisas de chicos maravillosos no han conseguido tanto, ¡assdfsjfhsdgjhgj!.
    Escribes de maravilla y .. y... jfhaskñdhfñag.
    Y ya, me voy a escribir el texto para el concurso antes de que el tiempo se me eche encima.
    P.D: Tienes una nueva entrada en mi blog esperááááááándote. :3 (Spamspamspamspamspammspamspamspamspasmpams BAGH! No me odies por el spam) <3 Un beso!

    ResponderEliminar
  6. Me encanta este blog, escribís muy bien.
    Me gustaría que visitaras mi blog, también escribo, pero no son tan buenos mis escritos,
    Tengo 2 blogs, pero uno de ellos es un poco feo, así que te dejo el link de el que quisiera que visitaras, y no estaría de más que visitaras el otro, a lo mejor, te gusta.
    Igual, es sólo si no es mucha molestia.
    Besos, ya me hago seguidora tuya

    ResponderEliminar
  7. http://pensamientosalanochecerpenguin.blogspot.com.ar/

    ResponderEliminar
  8. No entiendo como puedes escribir tan maravillosamente bien y hacerlo todo tan ligero, tan frágil y tan precioso. Es que en serio, da gusto leerte.

    En cuanto al concurso, tenía la intención de participar, hasta que me he dado cuenta que no tengo tiempo para casi nada -.- Aun así, no lo descarto y espero encontrar algún momento de inspiración en el cual ponerme a escribir algo.

    Un abrazo, bonita!

    ResponderEliminar
  9. Si el amor tuviera que tener una definición, yo optaría por algo muy parecido a lo que has descrito en tu entrada. Joder, es que es increíble. "De quien ahora se respondía que sí, todavía podía ser más feliz", ¿cuántas veces habré soñado con vivir una situación así? Ay.
    En fin, sabes de sobra que me ha encantado, es una entrada preciosa. No me demoro más porque voy a aprovechar que hoy tengo tiempo para intentar enviarte el texto. Así que manos a la obra...

    Un besazo! <3

    ResponderEliminar
  10. Lo primero de todo decirte que este texto, como todos los tuyos, es increíble <3
    Estoy de acuerdo con la chica del anterior comentario, tu entrada sería algo muy parecido a la definición del amor. Ha sido una entrada preciosa, con la que has transmitido ternura, felicidad y amor, pero sobre todo de esto último.

    En cuanto al concurso, espero en este puente poder escribirlo porque no se me ocurre como hacerlo y jo, ¡me apetece de veras participar! Así que espero poder enviarte algo pronto.

    ResponderEliminar
  11. que bonito texto!!! mañanas así son maravillosas. Refugiarnos del frio en su pecho, que guarda ya más de mil inviernos dentro

    Saludos de la chica de los chicles, que espera que en el futuro pueda levantarse asi todos los dias de su vida(:

    ResponderEliminar