4.10.11

Demasiados hipócritas por el mundo, y a mí me tocó verlo crecer.

Le vi crecer. Pero qué digo, crecí con él. Siempre fuimos buenos amigos, pero crecer y hacerse mayor no sólo implica lo que todos estáis pensando. Crecer te hace como persona. Tus gustos, tus aficiones, tu forma de ser... Incluso tus gestos. Todo lo que se te adhiera en este periodo, es muy probable que te acompañe el resto de tu vida. O al menos, durante algún tiempo. Y cuando creces junto a alguien, digamos que estas cosas las conoces. Eso es lo que me pasó, le vi crecer y le vi formarse como persona. Es una sensación de impotencia ver como el que fue un gran amigo se va convirtiendo en un hipócrita prepotente con el paso de los años. Y más todavía si se cree que tiene el derecho para pisotearte, cuando tú nunca quisiste hundirle. Se hundia él solo mientras tú intentabas arrastrarlo afuera de aquellas arenas movedizas en las que se metió. Pero se metió, y cuando te metes en estas cosas, es complicado salir. Es duro ver como alguien con el que has pasado tanto tiempo se va quedando solo y encima saber que se lo merece. Saberlo y sentirlo. Le gusta ser siempre más que los demás, y para qué nos vamos a engañar, no tiene nada de lo que presumir. Siempre a la defensiva, replicó hasta el más mínimo comentario con respuestas desagradables. Quizá todo tenga su explicación, quizá todo sea porque no tuvo una infancia fácil. Pero ¿sabes qué? No voy a ser yo la que te aguante. Te tendí mi mano y no solo no la tomaste, sino que escupiste en ella. Es ahora cuando te has dado cuenta de que llevas ya algún tiempo caminando solo en esta vida. Pero no te preocupes, algún día tendrás la oportunidad de empezar de cero. Quizá consigas dejar a un lado tu innato deseo de sentirte superior a los demás, aprender a vivir sin humillar a los demás y saber lo que realmente significa la palabra "amistad". Pero por el momento, a mí y al resto de nosotros no nos vuelvas a contar tus trolas. Ya estamos cansados de ellas y de que te intentes integrar del modo totalmente equivocado. Aprende lo que es "educación" y entonces sabrás lo que es la cortesía, amabilidad o simplemente, la honestidad.

4 comentarios:

  1. Te entiendo perfectamente, conforme pasan los años la gente cambia, madura, quizas unos antes que otros, pero cuando una persona cambia pretendiendo ser alguien más para ser aceptados por los demás es realmente hipocrita, olvidan a quien les conocio tal y como eran y prefieren vivir del engaño, la mentira, el egocentrismo, pero nadie los puede hacer cambiar, solo ellos mismos, me gusto mucho esta reflexión :), besos!

    ResponderEliminar
  2. Hola:)
    Vi tu comentario en mi blog (http://elrincondelossecretosmejorguardado.blogspot.com/)
    Me alegro de que te haya gustado! Gracias por seguirme. Yo tambien te sigo ;)

    ResponderEliminar
  3. Me encanta tu blog enserio!*_*
    por cierto veras en mi clase de lengua hemos creado un blog y me gustaria que mas gente lo viese porque cuenta para la nota es muy facil solo tienes que pasarte y punto dejar un comentario lo que quieras! :DD
    yanomeaburroenclasedelengua
    Muchas gracias por adelantado y besos!<3

    ResponderEliminar
  4. Increíble el texto. La gente cambia tan pronto de tal manera que a veces ni los reconoces o incluso llegan a cambiarte a ti ;)
    (K)

    ResponderEliminar