20.9.11

Una agenda llena de falsos te quieros.

Él atraviesa el umbral de la puerta sin esperar siquiera encontrarse con sus ojos. Lástima que sólo sean los suyos los que se encuentran con los de ella, pues los de ella están perdidos en una sonrisa que a él no le corresponde. Agarrada del brazo del que un día fue su mejor amigo, camina con esa preciosa sonrisa dibujada en su rostro. Esa sonrisa tonta que tanto le gustaba, esa sonrisa que en tantas ocasiones le había dedicado a él. Pero en los últimos días, él había descubierto que ella era una gran actriz. Llevaba tanto tiempo engañándole. Se sentía tan traicionado... De todos modos, seguía queriéndola. Y lo peor es que echaba de menos a su amigo, echaba de menos a alguien a quién contarle sus problemas. Echaba de menos que alguien le apreciara por ser como es, y las dos únicas personas que lo hacían, se habían alineado en su contra. Caminan deslumbrantes por los pasillos del instituto, derrochando felicidad entre las amargadas caras del resto de estudiantes estresados por los exámenes y demás problemas de adolescentes. Entre ellos, él, también derrochando algo, aunque en este caso tristeza. Los observa marcharse entre la multitud que cambia de clase, y antes de perderlos de vista, se besan. Nota sus ojos humedecidos, pero decenas de compañeros le están viendo. Alza la mirada, intentando evitar que la lágrima caiga, y respirando hondo, volviendo a su caparazón de chico fuerte, se da la vuelta y atraviesa de nuevo el umbral de la puerta, dirigiéndose a su sitio, camino de una agenda llena de "te quieros" escritos con la letra de esa joven que tan rápido le había reemplazado.

4 comentarios:

  1. pppppppppr que tiste :( pobresito!
    me encantó como lo describiste! besos

    ResponderEliminar
  2. Que fácil es pretender ser alguien y demostrar algo que no sientes, es tan solo una de las mascaras de las que se recubre el ser humano, pero que dificil ser uno mismo, besos! :)

    ResponderEliminar
  3. Que triste :( pero bueno a lo mejor esa chica no valía la pena no? igual es mejor así :)
    me ha encantado un beso.

    ResponderEliminar